¿Por qué este blog?

Es difícil de explicar, y más aún me cuesta hacerlo entender, pero trataré de dejar claro el por qué he creado un blog como este, y para qué.

La vida es muy complicada y muchos de los que estamos día a día en ella pasamos cosas más o menos importantes por alto. Es muy fácil dar por hecho situaciones, momentos, acciones o capacidades mentales de otros seres pero, ¿cuán fácil resultaría si realmente conociéramos el transfondo de una situación, el esfuerzo que ha llevado llegar hasta ese momento, el trabajo y la fortaleza mental que ha necesitado esa persona para hacer aquello o, simplemente, por cuántas penurias ha podido pasar la persona a la que estamos catalogando?

Seguramente muchos estéis pensando: “Sí, con lo difícil que es mi vida, como para encima estar pensando en la de los demás.” El hecho de creer que concienciarte pueda llevarte más de dos segundos, incluso décimas de un mísero segundo, resulta alarmante. ¿Y si todos buscáramos el ayudar al prójimo sin recibir nada a cambio? Sería mucho más fácil vivir de esta manera – y no, no me refiero a reciclar, a donar dinero para niños de un supuesto tercer mundo donde el dinero sirve para poco o nada, o cualquier otra empresa con ánimo de lucro – sino ayudando a las personas más próximas; pedir un perdón, aún teniendo la total certeza de que esa persona te ha chocado debido al enfado reflejado por su ceño fruncido, cederle el paso a un infante de 7 años de edad, el cual aún no entiende muy bien qué acaba de pasar, acompañar a una señora por su ardua travesía de lado a lado de la calle, escuchar a alguien que necesita hablar, entre otros. Son diferentes posibilidades que harán la vida de una serie de personas mucho más fácil ya que, primeramente, te autoenseñas a valorar a otros seres, a darle importancia a cualquiera, sea cual sea su tamaño o relevancia en la sociedad y, por otro lado, dibujarás una sonrisa en sus caras. No es el hecho de hacerlos o no felices, que también cuenta, sino porque les estás enseñando que al preocuparte, aunque sea por unos segundos, de una persona, todo se hará más fácil. No te importa que se rían de ti por realizar un acto de buena fe, demuestras tu capacidad para aguantar y afrontar una situación, das a entender que eres imparable.

Lo único que busco en este blog es que cuando lo leas, te despierte ese “algo” que llevas dentro.

¡Haz que más gente reflexione! :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •