Archivos de la categoría Reflexiones

El reencuentro

“Ya ha pasado un tiempo prudencial que reafirme el “lo hemos dejado” y lo aleje del simple “tenemos problemas”. Has sufrido, has llorado, has pasado noches en vela buscando el motivo por el cual no continua esa relación que tu considerabas buena. Un simple “necesito pensar, necesito tiempo, estoy confundida” ha sido suficiente para dar carpetazo a ese periodo de tu vida.
Sabes que es una excusa, que no hay confusión, tiene muy claro lo que quiere, pero no se atreve a decírtelo.

Da igual, lo dejas atrás. Sales, te diviertes, retomas viejas aficiones, crees que, verdaderamente, lo has superado.
Pero llega esa noche, quedas con los amigos, cena, copas, risas. Todo va bien. Vas al lugar de siempre; hay buen ambiente. Y la ves.

Y toda esa barrera de seguridad que habías creado a tu alrededor se derrumba. Te das cuenta de que, a pesar de todo el daño recibido, la sigues queriendo.
Te pregunta “¿Cómo estás?” Bien, por supuesto, no puedes mostrar ni un atisbo de debilidad. Le devuelves la pregunta y te contesta lo mismo. Pero notas que en su respuesta hay sinceridad. Está bien, lo ha superado.
Te sientes como una mierda. Da igual que el local esté lleno de chicas, no puedes, no quieres intentar nada con ninguna. Solo piensas en ella. Tus amigos tratan de ayudarte, te alejan de ella, te animan a atacar a otras chicas. Lo hacen de buena fe, pero no es suficiente. Este es un dolor que te tienes que comer tú solo.

Quieres recuperar el tiempo pasado, el momento en que eras feliz con ella y que no sabes en qué momento perdiste.
Sé sincera, joder, dime la verdad, aunque me haga más daño. Me ayudará a cerrar esta parte de mi vida y me permitirá avanzar hacía un futuro que me haga feliz. No seas egoísta.

Solo es una reflexión con un troll de alguien que no se atreve a dar la cara. Respetad ese anonimato.”

- Anónimo

“ver apañero, aqui te habla una abuela cebolleta con treinta y cuatro castañas a sus espaldas. Cuando me dejó mi primera pareja seria, de las de años, de las de “nos queremos mas que nadie pa que no corra ni el aire entre tu y yo”, tenía mas o menos tu edad, y también me pensaba que vamos, que aquello iba a ser insuperable, que me quedaría sola toda la vida y que nadie me querría y blablabla.

Pues diez años mas tarde recapitulo, y virgen santa. Si te puede cambiar la vida en dos segundos!

De hecho he tenido parejas bastante mejores (y peores) posteriormente que aquella. Con otra madurez, otra perspectiva y varios hostiones de los buenos a mis espaldas. (De la que tengo ahora, con una fecha de caducidad mas corta que la mayonesa al sol ya os contaré porque supera a la del cojín demigrante)

Yo no tengo una bola de cristal para ver el futuro, pero si te aterra que en el futuro no encuentres a nadie que te quiera….Pues mira, pueden pasar tantas cosas que preocuparte por algo así es perder el tiempo. Como dicen: Nos preocupamos el 99% del tiempo de cosas que no han ocurrido, y que ni siquiera ocurrirán.

Pueden pasar doscientas cosas: Que te enamores otras treinta veces y te manden o mandes a pastar las treinta, encontrar a alguien con quien pasar el resto de tu vida, no encontrarlo pero divertirte mucho buscándolo, descubrir que tu destino es ser pastor de cabras…Pero lo que no puedes hacer es pasar miedo por algo así.

La vida hay que tomársela según va viniendo, porque si no, te empeñas en hacer planes y gaitas, o aterrorizarte por cosas, y ya viene la vida a meterte un meco y espabilarte cambiándolo todo y poniéndolo en modo final boss. Además…si no fuera asi….qué aburrido sería, caray.
No le des vueltas porque no lo merece..)”

-Anónimo

” – ¿El amor binario? Anda ya…. – Pues si, el amor es o 0 o 1, y amigos, si es 0 no malgastéis las energías tontamente por luchar para que sea 1 por que es absurdo, no se puede controlar, toca asumirlo y pasar página cuanto antes. Y así fue como poco a poco fui haciendo piña con gente de aquí, creciendo como persona y entendiendo un poco mas de esta maravilla llamada vida.

Así fue como entendí que las lágrimas de nada sirven si son por recordar cualquier tiempo pasado con alguien que dejó de estar a tu lado por que no te quería.

Así fue como entendí que en esta vida vas a estar solo, y o bien empiezas por saber ser feliz por tu cuenta o te van a pisotear cada vez que te dejen en una relación.

Y así fue como entendí que el vaso siempre ha estado medio lleno, pero eres tu el que lo veía medio vacío.”

- Anónimo

No olvides visitar a tu madre

No te lo vas a creer pero cabías en la palma de mi mano. Te levantaba y le decía a tu madre “Este va a ser el mejor chico del mundo, este chico va a ser mejor de lo que nadie se imaginaba”. Y fuiste creciendo, cada vez más estupendo. Era fantástico poder observarte, un privilegio. Y cuando llegó el momento de hacerte un nombre y afrontar el mundo, lo hiciste. Pero en algún momento del trayecto, cambiaste. Dejaste de ser tú. Permitiste que te señalaran y que te dijeran que no sirves. Y cuando empeoró todo, buscaste a quién echarle la culpa, a una sombra alargada.

Voy a decirte algo que tú ya sabes. El mundo no es todo alegría y color. Es un lugar terrible, y por muy duro que seas es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente si no se lo impides. Ni tú, ni yo, ni nadie golpea más fuerte que la vida. Pero no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte. Y lo aguantas mientras avanzas, hay que soportar sin dejar de avanzar. ¡Así es como se gana! Si tu sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces, pero tendrás que soportar los golpes. Y no puedes estar diciendo que no estás donde querías llegar por culpa de él, de ella, ni de nadie. Eso lo hacen los cobardes, ¡y tú no lo eres! ¡Tú eres capaz de todo!

Yo te querré en cualquier situación, pase lo que pase. Eres mi hijo y llevas mi sangre. Tú eres lo mejor de mi vida. Pero hasta que no empieces a creer en ti mismo, no tendrás tu vida propia.

No olvides visitar a tu madre.

Click on ‘Sigue leyendo‘ for the English version and the speech in Spanish.

Sigue leyendo

¿Podemos autocorregir a la humanidad?

Para nosotros, los que pasamos infinidad de horas tras el ordenador, los teléfonos móviles o cualquier otro dispositivo que nos permite interactuar mediante aquello que se nombra “red social” – Hobby, ocio, videojuegos, redacción, trabajo, estudios, búsqueda de información… – va siendo hora de hacer un pequeño ‘STOP’ y, realmente, darnos cuenta de que nos estamos cargando lo poco que nos queda dentro. Cada vez somos más fríos, más calculadores, buscamos el bien propio sin importarnos realmente el qué le pasa, o pasará, a gente que nos rodea, qué piensan cuando decidimos meter la mano al bolsillo para echar un ojo a las dichosas notificaciones. Pese a que sea la era de la tecnología – algo que los más ‘nerds’ llevamos desde una edad temprana deseando que fuera – y la innovación, pese a que sea la era de la oportunidad – pese a los problemas a los que nos enfrentamos – pese a todo esto y muchos otros aspectos positivos, si existe alguna palabra que realmente pueda describirnos actualmente como generación, esa es sin duda egoísmo.

Subtitulado en castellano aquí.

29826-berserk_movies_at_the_alamo

A dream; more than life and death.

“While many can pursue their dreams in solitude, other dreams are like great storms blowing hundreds, even thousands of dreams apart in their wake. Dreams breathe life into men and can cage them in suffering. Men live and die by their dreams. But long after they have been abandoned they still smolder deep in men’s hearts. Some see nothing more than life and death. They are dead, for they have no dreams.

They are my able soldiers it’s true, they are dedicated comrades who sacrifice themselves for my dream so that it might be real. But that does not make them friends. In my mind a true friend never relies on another’s dream. The man, who would be my friend, must have his own reason for living, beyond me. And he should put his heart and soul into protecting his dream. He should never hesitate to defend it, even against me. For me to call a man my friend, he must be equal to me in all respects.”

- Griffith, Berserk. (Kentaro Miura)

200px-ALBW_Triforce

Ellos votan por la sabiduría, y yo prefiero la valentía.

La gran mayoría de fans de The Legend of Zelda que conozco siempre dicen que prefieren la Sabiduría frente a la Valentía; alegando que conociendo todos los aspectos en los que se pueden plantear un problema,  tarde o temprano, siempre serás capaz de resolverlo. Una persona sabia, por regla general, no puede tener miedo – según lo que indican muchas de estas personas.

Triforce_of_Wisdom

Poniéndolo en un término plano sería tal que así: La sabiduría representa el poder, gracias al poder poseemos fuerza y, gracias a la fuerza no tendremos miedo, por ende, se da por hecho que habrá acto de valentía. Todo ello viene derivado del aforismo en latín ‘Ipsa scientia potestas est’, que significa ‘La sabiduría es poder’.

He aquí pues mi resolución:

Pese a que puedas o creas saber más o menos, pese a que tengas paciencia para plantear un problema con su debida resolución en más o menos tiempo, y por mucha capacidad que tengas para tomarte la vida con filosofía, siempre existirá algo por encima y es la incertidumbre de saber que lo que hiciste, lo hiciste en el momento correcto y de la manera correcta.

Es sabido por todos que un sabio, por mucho que sepa, para considerarse sabio ha de estar aprendiendo constantemente. Por ende, nunca es certero dar por hecho que la respuesta obtenida desde este punto de vista, siempre sea la correcta. – Si tres personas sabias se enfrentan a un problema de una magnitud considerable, lo más probable es que cada una de estas decida solventarlo de una manera diferente; quizá de la manera más correcta posible, sí, pero diferente. Así pues, ¿quién tiene la razón dada esta situación? ¿Qué sabio es ‘más sabio’? ¿Y si los sabios, mientras trataban de realizar el acertijo propuesto, no tuvieron en cuenta el tiempo?

Triforce_of_Courage

Uno no puede esperar toda la vida a que un problema sea solventado dado que, lamentablemente, las personas poseemos una vida finita. Es aquí donde entra la valentía, quizá arriesgada, pero impulsada por diferentes aspectos o características: la confianza en uno mismo, la capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones y, lo más importante, nunca quedarse quieto; siempre hay que seguir adelante, sea cual sea la situación. Luchar contra los sentimientos, contra la duda, contra todo aquello negativo que se opone a tu meta y que, seguramente, se alargaría hasta el punto de hacer tu ‘mente insana’ en caso de querer tratarlo con paciencia y sabiduría.

Tal y como dicen los anglosajones, Keep moving! a lo que añado un Be brave!

kkkkkkkk

excusas

No busques excusas para dañar al prójimo

Y es que, con los años uno se da cuenta de que realmente existen un montón de personas que plasman su odio por sí mismos en sus acciones para con el resto del mundo que les rodean – y lo más triste es ver que muchos de estos individuos lo hacen con los seres más allegados.

No hay que tener miedo de la frustración pues, quiere decir que lo estás intentando. Quizá te queden aún cosas por aprender, o quizá debas dejar de lado tu orgullo para aceptar que debes ser enseñado. También es cierto que hay cosas que no todo el mundo puede llegar a hacer, por un motivo u otro, y no por ello se debe llevar al negativismo.

No existen personas inútiles, tan sólo pensamientos que hacen que las personas se crean inútiles.

Ves su foto y piensas en que es un chaval cualquiera….

que lo único que puede decir o aportar son tonterías. No obstante, te animo a echar por tierra tus prejuicios y le des una oportunidad. Dice cosas muy profundas, desde una perspectiva muy simple. Si estás deprimido, cuenta con alguien de tu alrededor; no tienes por qué enfrentarte a tus problemas solo. Siempre hay alguien dispuesto a ayudar, del mismo modo que tú puedes mostrar una predisposición a la misma causa.

Poor-animals-Stop-hurting-them-animal-rights-10821952-425-282

La capacidad que tenemos de hacer la vista gorda a las cosas parece cruel…

… pero en realidad es porque somos seres compasivos que tenemos que ser capaces de mantener una fachada de ignorancia. Ahora mismo hay animales que sufren en granjas, familias muertas de hambre en los campos de refugiados, las personas que siguen trabajando en la planta de Fukushima, a sabiendas de que se están envenenando hasta la muerte; todo tipo de cosas horribles y trágicos sucesos. Trata de vivir tu propia vida, realizando cualquier tarea, sin dejar de ser consciente de esas cosas. Sin ignorancia selectiva, todos estaríamos locos.

La ignorancia no es más que la otra cara de la compasión. Sin embargo, hay una diferencia entre ser ignorante hacia las cosas que no puedes cambiar y ser ignorante hacia las cosas en las que estás contribuyendo. El truco es darse cuenta de esa diferencia.

walking-path-scaled1000-e1375847010584

Cuando me amé de verdad

“Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre, autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es saber vivir.

No debemos tener miedo de cuestionarnos…

Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.”